El Tratamiento sigue transformando vidas

Brenda participó del Tratamiento y ahora tiene una nueva vida: “Yo empecé con los vicios a los 13 años, no tenía un por qué. En mi casa nadie fumaba, nadie tenía vicios. Yo me sentía sola y mis amistades me invitaron un cigarrillo en la escuela, probé y me fui metiendo cada día más. A los 14 me involucré con la marihuana, mi mamá me daba plata para la escuela y yo la usaba para comprarla.

Después de eso probé la cocaína, para eso no me alcanzaba la plata, entonces empecé a juntarme con gente que robaba, yo era cómplice. Yo veía cómo mi compañero, para robarles, les ponía un revólver en la cabeza a mujeres de todas las edades y yo era parte de todo eso, todo por el vicio, para la cocaína.

Estuve un año entero mintiéndole a mis papás diciendo que iba a la escuela, pero en realidad me quedaba desde la mañana hasta las 19 h consumiendo. Yo no sentía que me estaba destruyendo, creía que estaba disfrutando la vida, mi adolescencia.

Me volví rebelde, me escapaba de mi casa, me peleaba en la calle, era muy agresiva, tenía mucho odio. Trataba de llenar ese vacío viernes, sábado y domingo. Estaba depresiva, sola. Intenté suicidarme en las vías de un tren, estuve cuatro horas esperándolo y no pasó. Una noche tenía todo planeado y no me dejaron salir, me volví loca, rompí todo. En la primera foto, la cortada es de esa noche, fue con un vidrio, le pegué una piña al vidrio. Estaba con abstinencia, mi mamá ya me había encontrado marihuana. Esa noche me llevaron a la clínica porque estaba descontrolada.

Yo me degradé como mujer, si era para tomar cocaína yo regalaba mi cuerpo. Hoy tengo paz, me siento distinta. Todos decían que yo era un caso perdido, pero pude dejar todo, no necesito drogarme ni fumar para tranquilizarme”.

Participe usted también de la reunión del Tratamiento definitivo para la Cura de los Vicios y compruebe en su vida o en la de un ser querido que existe una salida para este mal. Lo esperamos este domingo a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Vea también: “Me deprimí y me empastillé, estuve a punto de morir”

Destacados

Notas Relacionadas