“Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.” (Lucas 18:27)

“Tuve cinco síncopes cardíacos, no tenía cura”

Adriana: “Llegué con problemas en mi corazón. Dejaba de latir y me desmayaba de la nada. En tres años tuve cinco síncopes cardíacos. El médico me dijo que no tenía cura, que era una falla eléctrica del corazón. Recorrí muchos lugares, pero nadie me daba la solución.

Llegué a la Universal, manifesté la fe, me hice todos los estudios y dieron negativo. Además, mi casa estaba hipotecada y gracias a Dios pude cancelarla”.

 

“Fui curada de diabetes, gracias a Dios”

Carmen: “Me internaron para bajarme el azúcar, tenía 370 y en una hora subió a 400, ahí detectaron que tenía diabetes. Tomaba los remedios, pero no me curaba.

Llegué a la Cadena de los Casos Imposibles muy enferma. Pero usé la fe y me hice todos los estudios de nuevo y los resultados fueron negativos, ya no soy diabética.

Mi marido también sufría diabetes, gracias a Dios ambos fuimos curados y hoy estamos muy bien”.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico, como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

Si usted tiene un imposible en su vida o en la de algún ser querido, acérquese a participar de la reunión de los Casos Imposibles este sábado a las 7, 9, 20 y especialmente a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Destacados

Notas Relacionadas