Desafío IntelliMen #24

Desafío IntelliMen #24

Por

Paso 1

A veces decimos “no” cuando deberíamos decir “sí” y “sí” cuando deberíamos decir “no”. “Se abrió una posibilidad para el cargo de gerente, ¿te vas a presentar?” “No, ¿para qué?”, probablemente se lo van a dar a una persona más calificada o a alguien que le caiga mejor al jefe”.

Paso 2

Si por una parte decir “sí” en vez de “no” nos hace sentir mal, decir “no” en vez de “sí” nos alivia, aunque temporalmente. Es porque cuando decimos “no” es para huir de un desafío y evitar una situación que exige valentía de nuestra parte. Presentarse para la vacante exige ambición y coraje.

Paso 3

Su desafío de esta semana será prestar más atención a sus “síes” y “noes”, especialmente a los más importantes. Piense a qué o quién le dice si o no, ¿a sí mismo? ¿a otra persona? ¿a Dios? En seguida, vea cómo lo está haciendo. ¿Es automático, por hábito, o cuidadosamente considerado? Y finalmente, ¿por qué esta decidiendo así? Si usted nota que lo está haciendo de manera equivocada, invierta la elección rápidamente. Su sí se transformará en un no y viceversa.

Paso 4

Después y solamente después de haber concluido este Desafío, postee sus comentarios en el Facebook del IntelliMen (no en el suyo) con este encabezado: Desafío IntelliMen #24 concluido: Aprendí a decir “sí” y “no” valientemente.

Sume otros comentarios, por ejemplo: ¿llegó a cambiar un sí por un no debido a este desafío? ¿cuál fue el resultado?

En la próxima semana colocaremos el vigésimo quinto desafío

“El Proyecto me ayudó a vencer mi orgullo”

Luciano: “Siempre me habían invitado para hacer el Proyecto, pero nunca creí que fuera importante como para aportarle algo a mi vida.

Pero conocí a hombres que cambiaron sus vidas a través del Proyecto. Finalmente, un día decidí que necesitaba comenzar el IntelliMen. Lo primero que hice fue buscar un socio para que me acompañara en los distintos Desafíos. El que más me costó hacer fue el #49 porque era una persona muy orgullosa y nunca admitía mis errores.

Con mi socio nos ayudamos mutuamente. Cuando uno de los dos tenía dificultades en el Proyecto, el otro estaba ahí para animarlo.

Finalicé el Proyecto e invité a otros hombres a que no pierdan tiempo y lo hagan, a mí me ayudó mucho. Les recomiendo que prueben hacer los 53 desafíos. Hacerlos les ayudará a mejorar como hombres.

Conozca más en https://blogs.universal.org/renatocardoso/es/intellimen/

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games