Cuidado: la grosería es contagiosa

¿Cómo se relaciona con sus compañeros de trabajo? Sepa que su comportamiento, tanto el positivo como el negativo, puede ser contagioso. Por lo menos es lo que defiende un estudio de la Universidad de Florida: la grosería, conducta analizada por los investigadores, puede ser tan contagiosa en un ambiente de trabajo como la gripe, por ejemplo.

Para llegar a esa conclusión se analizó el comportamiento de un grupo de empleados que trabajaban con negociaciones durante siete semanas. Cada vez que uno de ellos notaba que la persona con la que estaba negociando era grosera, la grosería que recibía se trasmitía en la siguiente negociación.

Por otro lado, otro estudio realizado por los investigadores del Consejo Sueco de Investigación para la Salud, Vida de Trabajo y Bienestar, concluyó que la grosería es el tipo de comportamiento que causa más insatisfacción entre los empleados y que, si no se controla, tiende a esparcirse en todo el ambiente de trabajo.

¿Cómo combatirla?

Los problemas como el bullying y el acoso moral ya pasaron a ser ampliamente combatidos en los ambientes profesionales, pero la grosería, por ser más sutil, todavía no. Según el estudio norteamericano, hasta el 98% de los trabajadores relataron que ya vivieron una experiencia de grosería y el 50% dice que enfrenta ese problema todas las semanas en el ambiente corporativo.

Contra la grosería, el mejor remedio es la cordialidad. Cuando lo traten con falta de respeto o reciba comentarios groseros de sus compañeros de trabajo, devuelva una sonrisa, rompa esa cadena de grosería y ayude a construir un buen ambiente. Si la grosería es contagiosa, la armonía también tiende a serlo.

Comparta en las redes sociales.

Destacados

Notas Relacionadas