¡Adiós al vello facial!

Se mira en el espejo y ve que ese horrible bigotito está allí. Las ganas de quitarlo son tantas que no se detiene a pensar, agarra la primera pincita que aparece y se deshace de los pelitos molestos.

Cansada de sufrir

Una técnica de depilación facial ha adquirido importancia recientemente. No sería extraño, si el instrumento usado para lograr el objetivo tan deseado, no fuera la polémica hoja de afeitar. La opción número uno de los hombres causó rumores después de haber sido objeto de algunas publicaciones en Inglaterra.

Esto se debe a que, según algunos dermatólogos, la fricción de la hoja con la piel sería sinónimo de una verdadera exfoliación. Y no solo eso. Además de eliminar las células muertas, la técnica podría retrasar las señales de envejecimiento. Una publicación de Daily Mail afirmó que eso es posible gracias a la estimulación de la producción de colágeno, pero el periódico The Guardian también decidió opinar sobre el tema- pero desde otro ángulo. Según la publicación, afeitar el rostro no solo puede causar hipersensibilidad, sino también, inflamación.

La hoja de afeitar

Al margen de la polémica, ¿será una opción válida la hoja de afeitar? Según la Dra. Carolina Reato Marçon, médica dermatóloga, “la piel del rostro de la mujer es delicada y, si la depilación con la hoja de afeitarse realiza sin los debidos cuidados, puede desencadenar en lesiones y la aparición de foliculitis, popularmente conocida como pelo encarnado. Otra desventaja es que el vello crecerá rápidamente.”

Por la practicidad, urgencia, o ausencia de dolor, tal vez la mujer opte por utilizar la hoja de afeitar. En este caso, debe tener algunos cuidados. “El momento ideal para realizar la depilación es después de bañarse, porque los poros están más dilatados y el vello más maleable, minimizando los traumas en la piel. Y evite la espuma del jabón. Lo ideal es utilizar productos específicos, eligiendo el adecuado para su tipo de piel.”

Pero, la especialista advierte: “La depilación con la hoja elimina el vello superficialmente. Como el corte se hace en la base del vello (la zona más gruesa), cuando comienza a salir, parece ser más grueso, más evidente”, señala.

La depilación con cera

Aunque el procedimiento causa dolor en algunas mujeres, quitar el vello con cera todavía está entre los métodos más utilizados.

En cuanto a la idea de la flacidez en la zona depilada, existe un consenso entre los especialistas, que mencionan que los tirones ejercidos en el proceso con cera caliente o fría son insuficientes para provocar el hecho.

“La cera es más traumática, sin embargo, asegura un resultado más prolongado”, garantiza la dermatóloga.

Vamos al cuidado

Independientemente del método, el cuidado después de la depilación es indispensable, ya que puede amenizar y prevenir complicaciones. Después de todo, cualquier proceso depilatorio puede, por un motivo u otro, irritar o provocar oscurecimiento de la piel. Por eso es importante “el uso de jabones y lociones para después de la depilación, con propiedades antisépticas, astringentes y antiinflamatorias, siempre bajo la supervisión de un dermatólogo”, finaliza la doctora.

Pero no solo la hoja y la cera sobreviven a una depilación facial. Vea a continuación algunas opciones para garantizar un rostro suave:

Pinza

Se usa para quitar el vello de las cejas, de la barbilla y del bigote. Es fácil de manejar y es más rápido que con otros métodos.

Láser

Considerada como la depilación definitiva, el láser destruye progresivamente el vello desde la raíz en algunas sesiones, dependiendo del espesor, color y cantidad.

Línea

La técnica egipcia, china u oriental consiste en el uso de un hilo de seda, algodón o poliéster que, al deslizar sobre la piel, entrelaza y tira el vello. Se indica para remover los más finos.

Cera

A pesar de las opciones de cera caliente o fría, la primera tiene la ventaja de dilatar los poros y facilita la eliminación del vello.

Destacados

Notas Relacionadas