5 Señales de que su fe no es verdadera

“Vivimos en la era del engaño, la era del anticristo.” Quien lo afirma es la escritora Cristiane Cardoso, autora del libro “La Mujer V: Moderna a la Moda Antigua”. “El espíritu engañador ha hecho lo que ha querido a través de muchos que piensan estar en la fe y ya no lo están desde hace mucho tiempo.”

Para alertar a las personas sobre esta realidad, la escritora destacó, en su blog personal, 5 señales de que su fe ya no es más verdadera y lo ha llevado a usted al engaño. Léalos a continuación:

1- Usted cree, pero también duda

Fe es fe. No existe “media fe” u “85% de fe”. O usted cree o duda. “La fe no coexiste con la duda. Es como si usted quisiese que la luz coexista con las tinieblas. Una es opuesta a la otra”, explica Cristiane.

Si en algún momento usted desconfía de Dios es porque su fe ya fue sustituida por el engaño. “Los que son de la fe creen y punto final. No necesitan ver para creer. No dudan si Dios los está oyendo o no; no desisten de creer ni de confiar.”

2- La fe depende de ciertas circunstancias

¿Usted conoce a aquella persona que sigue las orientaciones de Dios, pero solo en determinadas situaciones? Dentro de la iglesia ella es un ejemplo para todos, pero en una fiesta, por ejemplo, se comporta completamente diferente. Esa persona, que vive su fe condicionada a los ambientes y personas que la rodean, no vive una fe verdadera.

“Quien está en la fe no depende de nada ni de nadie para estar en ella, además, ella es aún más evidente cuando se está con quien no es de la fe o cuando se pasa por situaciones difíciles”, afirma Cristiane.

3- Su fe es para los demás

Usted es excelente en contarles a los demás sobre el poder de Dios, pero es muy difícil ver la acción de Él en su propia vida. ¿Ya se detuvo a pensar que Él no está actuando en su vida porque, en realidad, usted no está viviendo su fe?

Recientemente, el Portal Universal.org mostró cómo Dios actúa en la vida de una persona. Cristiane explica que Dios Se muestra en la vida de quien Lo sigue, para usarlo como ejemplo de Su poder: “Nuestra fe no es solo para salvarnos, sino para que conquistemos la vida abundante que Dios nos prometió.”

 

4- Su fe es personalizada

En el mundo entero, cada vez más tiendas venden productos personalizados: fundas para celular del color que el cliente elija, muebles producidos bajo encomienda, ropas con ilustraciones que combinan con cada uno, etc. Sin embargo, un gran error está siendo cometido por algunas personas: ellas creen que la fe también puede ser personalizada.

Esa persona cree, por ejemplo, que perjudicar al propio cuerpo es agredir al Templo del Espíritu Santo. Aun así, es una asidua fumadora, porque, en su caso, “no le hace mal”. En el fondo, ese fumador sabe que está equivocado, que se está matando de a poco, pero prepara escusas para ignorar a la propia conciencia.

“¿Ya vio a gente que vive justificándose porque peca? Un día, esas personas lograrán neutralizar sus conciencias, y allí será difícil volver a vivir en la fe, desafortunadamente.”

5- La fe que no confía

Por último, pero no menos engañado, está el sujeto que “tiene certeza” de que Dios puede resolver la situación, pero, por medio de las dudas, busca una manera de burlar Sus enseñanzas para alcanzar aquel objetivo con más facilidad.

“Usted cree, pero no confía, entonces usted siempre le da una vuelta, una manito a Dios. Usted cree en la justicia de Dios, pero también se defiende y se justifica delante de los hombres o en las redes sociales y círculos de amistades”, describe Cristiane.

Esta persona ya se apartó de la fe verdadera hace tiempo, y, hoy en día, cree en algo que finge ser Dios, pero jamás podrá asemejarse a Él.

“Quien cree de verdad también confía. No siempre la respuesta de Dios viene de la manera o en el tiempo que nosotros queremos. Cuando no hay confianza, la fe se desanima.”

Para leer la explicación completa de Cristiane Cardoso y entender punto por punto las 5 señales, haga clic aquí. Luego, comparta este conocimiento.

Destacados

Notas Relacionadas